#Juchitán 10 dic (#Istmo Press) .- “Capirucho”, “Bananin” y “Robi” son tres payasos oaxaqueños que han hecho de la risa un aprendizaje de las ciencias exactas desde hace cuatro años, recientemente se integraron otros tres: “Espaguetti”, “Champurrado” y “Gyyo” , los conocen como “los payasos de la ciencia”, un programa que surgió a través del Consejo Oaxaqueño de Ciencia y Tecnología (COCyT), único en su tipo a nivel nacional.

Sin perder la esencia de un payaso que es la alegría, los chistes y su distintiva vestimenta de mucho colores , los payasos de la ciencia han visitado a cientos de estudiantes de nivel preescolar, primaria, secundaria, preparatoria y hasta superior de comunidades marginadas y urbanas de las ocho regiones de Oaxaca.

Llegan con sus batas blancas como todo científico, y de inmediato las miradas de los estudiantes es de admiración ¿Los payasos nos darán clases?, sin tomar en cuenta esos gestos y esas preguntas de admiración, prosiguen con su ritual y colocan sus mesas de trabajo, sus materiales y equipo de química y comienza el show.

Con materiales reciclados (botellas, vasos, cartones y agua) como parte del cuidado del medio ambiente y entre broma y broma sin perder la esencia del objetivo “Demostrar que la ciencia no tiene que ser aburrida, sino divertida” , los seis payasos convierten sesenta a noventa minutos que es el tiempo del show en un espacio crucial que ha logrado remover conciencias y que se retome el gusto por las ciencias exactas.

La idea original surgió de Alberto Sánchez López quién hace un par de días por cuestiones de cambio de administración gubernamental dejó el cargo del director del COCyT.

El ex titular del COCyT y otros científicos en su participación durante la primera feria de ciencia a nivel internacional que se efectuó hace 15 años se vistieron de payasos y mostraron que la ciencia no debe ser dura sino madura y fácil de digerir, hace cuatro años cuando asumió su cargo desempolvó la idea y convocó a los payasos oaxaqueños a unirse al reto, el primero en aceptar fue “Capirucho”.

El payaso Capirucho al enterarse de la convocatoria de inmediato quiso conocerla y fue el primero en integrarse, su experiencia de más de 20 años lo convenció de que podría participar como payaso de la ciencia y actualmente es el capitán del programa de los “Payasos de la Ciencia”.

Capirucho es uno de los payasos que más se han consolidado en el estado de Oaxaca, ha dado clases en universidades con la temática del ¿Qué es un payaso? y también dirige y participa en un programa de televisión educativo de la televisora del gobierno de Oaxaca “Cortv Noticias” con el cual hace nueve años ganó el premio a lo mejor en contenido en radio y televisión que otorgaba el gobierno federal de Vicente Fox.

Los payasos de la ciencia han recorrido más de 500 instituciones educativas de la entidad, pero ¿Y cómo se preparan? , Capirucho explicó que constantemente reciben cursos intensivos de especialistas como lo es el maestro Marciano Augusto Santiago quien es Químico y les ha enseñado cómo aprender esta especialidad de forma divertida y fácil de compartir con estudiantes de distintas edades.

“A los niños y jóvenes les hablamos de la ciencia de diversos enfoques químicos, físicos y matemáticos, en sesenta a noventa minutos el estudiante conoce sobre la fuerza centrípeta, la evaporación a través de una botella, la tensión superficial de agua mediante burbujas, del peso o no del aire y realizamos un experimento de presión atmosférica, todo esto se adapta de acuerdo al nivel educativo, el niño de preescolar aprende así como el de la universidad y lo más significante es que es a través de la risa y la diversión”, explicó el payaso Capirucho.

Para que “Los payasos de ciencia” se consolidarán como un programa del COCyT primero fungieron como prueba piloto, no imaginaron el gran recibimiento y la gran demanda y aceptación que al poco tiempo los directivos lo convirtieron en su programa consentido que participa constantemente en acciones itinerantes, domo de la ciencia , proyectos a nivel científico y ferias en toda la entidad oaxaqueña.

Capirucho reconoce que los niños y jóvenes le tienen miedo a la ciencia, que ha sido una cultura que se ha heredado de forma inconsciente para mal debido a que en la etapa del crecimiento los padres y madres de familia le dicen a la hija o el hijo “que no toque nada, que deje de experimentar, que se aleje de las cosas” sin saber que le están cerrando el paso a las ciencias exactas.

“Lo que buscamos con ser payasos de la ciencia es devolverle al niño y al joven su curiosidad, rescatar al científico a edad temprana, porque del 100 por ciento de los estudiantes universitarios el 90 por ciento elige carreras de humanidades o que no tengan que ver con la ciencia, entonces lo que buscamos es Oaxaca como estado aumente el numero de científicos, se renuevan las conciencias y que la ciencia se vea como algo cotidiano”, refirió.

Para seguir impulsando la ciencia, también han compartido sus enseñanzas con los Consejos de Ciencia de los estados de Veracruz y Nayarit en donde actualmente se realiza una prueba piloto de los “payasos de la ciencia” en ambas entidades federativas.

Este proyecto de hacer más fácil el aprendizaje de la ciencia con risas concluye en agosto del 2017, los payasos confían que el programa siga vigente por lo que exhortaron a la nueva titular del COCyT, María Luisa Matus Fuentes, a no dejar morir este efectivo programa y seguir a dando vida a la ciencia en Oaxaca.

Diana Manzo/Agencia de Noticias IstmoPress

juchitan3

juchitan2

juchitan

Abrir chat
♥ Donar Ahora